San Jacobos, ¿eternos segundones o perfectos platos para comer con la familia?

¿Buscas una receta que te haga la boca agua para impresionar a tu familia y amigos? No busques más: San Jacobos, un delicioso plato español que seguro que triunfa. Esta receta clásica lleva pechuga de pollo, jamón, queso y otros ingredientes deliciosos que la convierten en el plato perfecto para cualquier ocasión.

Itinerario para elaborar los San Jacobos.

Un San Jacobo es un un paquete de queso que lo envuelve jamón cocido. Entonces, lo que haremos será cerciorarnos de que el queso esté bien protegido para que el queso no se fugue a la hora de freírlo, por eso debemos aprovechar bien el tamaño de los ingredientes y para eso, debemos cortar tanto las lonchas del jamón como del queso por la mitad. Así solucionamos dos cosas:

  • Que el queso no se pierda en la fritura y se mantenga donde se tiene que mantener, dentro del jamón.
  • Aprovechar los ingredientes para optimizar la cantidad de unidades, o cantidad de San Jacobos.

Para envolver bien el queso, y montar el San Jacobo lo envolveremos en cruz, una horizontal, y otra en vertical.
Por lo que la forma mas sencilla hacer una primera envoltura, girar el paquete, y realizar la segunda envoltura.

Como el jamón está pintado con huevo, sirve de pegamento entre las dos capas de jamón, eso no exime que haya que manipular el paquete con delicadeza.

Además, es recomendable, pasar el San Jacobo una vez empanado una segunda vez por pan rayado.

Ingredientes:

  • Jamón cocido.
  • Queso Arzúa-Ulloa.
  • Harina.
  • Huevos.
  • Pan Rallado.
  • Aceite para freír (Grasa).
  • Sal y pimienta al gusto.

Elaboración:

  • Cortamos el queso en rodajas.
    • Cortamos las rodajas de queso por la mitad.
  • Batir un huevo.
  • Cortamos el jamón en lonchas.
    • Pintar con huevo las lonchas de jamón.
  • Cortamos las lonchas de jamón por la mitad, en transversal, horizontal.
  • Montar el queso sobre una de las mitades de jamón y envolver.
  • Volver a envolver el paquete, ahora en otra dirección.
  • Enharinar.
  • Pasar por huevo.
  • Empanar.
  • Pasar otra vuelta por pan rayado (Opcional).

Reposar los San Jacobos una vez empanadas 1 hora o 2 para asentar el empanado.

Montar San Jacobo


  • Preparar las superficie donde saquemos los San Jacobos empanados para absorber el exceso de grasa con papel de cocina.
  • Calentar el aceite a 200º.
  • Freír hasta que dore.
  • Retirar sobre el plato con papel de cocina.