Hornos, deshidratadoras y arroceras. La maquinaria de cocina con mentalidad profesional más asequible en el hogar.

Hornos

Los hornos de sobremesa se han convertido rápidamente en un artículo muy popular en el mercado de los electrodomésticos. Son extremadamente fáciles de usar y resultan cómodos para el cocinero cotidiano. Sin embargo, hay algunas desventajas que deben tenerse en cuenta al compararlos con los hornos eléctricos estándar. Los modelos de sobremesa suelen ser más pequeños que los hornos tradicionales, y esto puede limitar la cantidad de comida que puedes preparar a la vez.

Aunque los resultados de cocción sean peores que los hornos estándar, este coste puede verse compensado por el ahorro en el consumo de energía si sólo se utilizan ocasionalmente. Además, algunos hornos de sobremesa no ofrecen ningún control de temperatura por lo que es importante buscar bien y que puede resultar difícil conseguir que los platos queden en su punto. En conclusión, los hornos eléctricos de sobremesa ofrecen muchas ventajas, pero deben elegirse con cuidado si se desea la máxima comodidad.

Deshidratadoras

Los deshidratadores se han hecho cada vez más populares en los últimos años, a medida que más gente busca tentempiés sanos y nutritivos. Un deshidratador doméstico es una herramienta excelente para hacer que las carnes, frutas y verduras sean más accesibles y prácticas. Se puede utilizar para crear sabrosos platos, como cecina de ternera o mezcla de frutos secos, o incluso para hacer tus propias comidas deshidratadas saludables que puedes guardar en el congelador para consumirlas más tarde.

Deshidratar los alimentos no sólo los conserva durante más tiempo, sino que les infunde sabores únicos que no pueden reproducirse de ninguna otra forma. Deshidratar tus propios productos en casa te da un control total sobre los perfiles de sabor y el contenido en nutrientes de tus tentempiés, lo que te permite maximizar los beneficios para la salud que aportan sin dejar de disfrutar de sabores agradables que no se encuentran en otros alimentos procesados.

Arroceras

Las arroceras eléctricas hacen que preparar nuestros platos favoritos sea una tarea cómoda y eficaz. Con una arrocera eléctrica, puedes tener arroz perfectamente cocido en todo momento sin tener que comprobarlo constantemente ni ajustar la temperatura. Muchos modelos también vienen con ciclos de cocción preestablecidos, como la protección contra el hervido y la formación de grumos, lo que los hace muy prácticos y fáciles de usar.

Las arroceras eléctricas también son increíblemente eficientes desde el punto de vista energético; algunos modelos sólo consumen 450 vatios de potencia, bastante menos que los 1.850 vatios que consumen las ollas tradicionales. Gracias a su capacidad para hacer siempre un arroz perfecto, las arroceras eléctricas se han convertido en un aparato de cocina imprescindible para mucha gente.