Fondos de verduras.

Los fondos de verdura son una forma muy sencilla de potenciar platos y de elaborar pues la manera que hay para hacerlo es añadiendo más hortalizas de bresa y unos pequeños aportes que den sentido hacer un fondo de verduras. Aún así si es una muy buena elección a la hora de darle más sabor a tus elaboraciones que no den un sabor característico que pueda limitar la elaboración final donde utilicemos nuestro fondo.

Tips para los fondos de verduras.

Aunque la cuestión de los fondos de verduras es añadir muchas hortalizas para proporcionar un sabor intenso ¡No es un cubo de basura! Por lo que en nuestro fondo no debemos ni echar patatas, ni otro tubérculo por el almidón que contiene ya que compromete los caldos y a posteriori, no podemos congelar; ni las mondas de elaboraciones pasadas, ni las hortalizas de hoja medio mustias que tengamos en la nevera. Eso lo he visto en restaurantes donde he trabajado y «recomiendan» hacer la vista gorda a la hora de preparar este alimento. Y por supuesto, aunque sea nuestro hogar, en caso de que no seamos profesionales ¡Somos lo qué comemos!

Ingredientes

  • Hortalizas complementarias: (Pimientos, ajos, tomates, puerros)
  • Agua suficiente hasta cubrir.
  • Bouquet garnié.
  • 1 nabo.
  • 1 cebolla.
  • 1 zanahoria
  • 2 apio.
  • Hortalizas de bresa: (Añadir).
  • 3 hojas de laurel.

Preparación del fondo de verduras.

  • Missen place de los ingredientes.
  • Introducir los ingredientes.
  • Cubrir de agua los ingredientes.
  • Levantar a ebullición.
  • Desespumar.
  • Hervir (4/5 horas).
  • Atemperar.
  • Colar y transvasar.
  • Enfriar .
  • Desgrasar en frio (si es fondo de verduras oscuro).