Como Tener Una Vaporera Improvisada.

La cocina casera siempre nos ofrece la oportunidad de ser creativos y encontrar soluciones ingeniosas con los elementos que ya tenemos en casa. En esta ocasión, te mostraremos cómo puedes armar una vaporera improvisada utilizando un escurridor, papel de aluminio y la tapa de una cacerola. Este truco no solo es práctico, sino también una excelente opción para cocinar al vapor de manera sencilla y económica. ¡Descubre cómo hacerlo paso a paso!

Materiales Necesarios:

  1. Escurridor de Cocina:
    • Opta por un escurridor resistente y de buen tamaño para que pueda sostener los alimentos que desees cocinar al vapor.
  2. Papel de Aluminio:
    • Asegúrate de tener suficiente papel de aluminio para cubrir el escurridor y crear una superficie hermética.
  3. Cacerola con Tapa:
    • Utiliza la tapa de la cacerola para cerrar la vaporera y atrapar el vapor durante la cocción.

Pasos para Montar la Vaporera Casera:

Paso 1: Agua en la Cacerola

Añade agua a la cacerola sin que esta toque la parte inferior del escurridor. La cantidad de agua dependerá del tiempo de cocción y de la cantidad de alimentos que estés preparando. Generalmente, un par de centímetros de agua son suficientes.

Paso 2: Colocación en la Cacerola

Coloca el escurridor forrado con papel de aluminio en la cacerola, asegurándote de que se ajuste correctamente y que las patas del escurridor queden elevadas sobre el agua que añadirás a continuación.

Paso 3: Preparación del Escurridor

Comienza seleccionando un escurridor de cocina de tamaño adecuado. Así evitaremos que el agua esté en contacto con la comida y tendrá sentido cocinar al vapor. .

Paso 4: Ajuste del Papel de Aluminio

Forra el interior del escurridor con papel de aluminio, asegurándote de cubrirlo completamente. Esto ayudará a retener el vapor y evitar que los alimentos entren en contacto directo con el metal.

Paso 5: Colocación de la Tapa

Utiliza la tapa de la cacerola para cubrir el escurridor, creando así un ambiente cerrado que permitirá que el vapor se acumule y cocine los alimentos de manera uniforme.

Paso 6: A Cocinar al Vapor

Coloca los alimentos que deseas cocinar al vapor en el escurridor, cierra la tapa y enciende el fuego a temperatura media. ¡Listo para cocinar al vapor de manera eficiente y sin necesidad de equipos especializados!

Ventajas de esta Vaporera Casera:

  1. Económica:
    • Utiliza utensilios comunes de cocina, evitando la necesidad de adquirir equipo adicional.
  2. Versátil:
    • Puedes ajustar fácilmente el tamaño y la forma de la vaporera según tus necesidades.
  3. Práctica:
    • Montarla es rápido y sencillo, perfecto para soluciones culinarias improvisadas.

Con esta ingeniosa vaporera casera, puedes disfrutar de los beneficios de la cocción al vapor sin la necesidad de equipos especializados. ¡Anímate a experimentar en la cocina y descubre nuevas formas de sacar el máximo provecho a los utensilios que ya tienes en casa!