San Jacobos, ¿eternos segundones o perfectos platos para comer con la familia?

¿Buscas una receta que te haga la boca agua para impresionar a tu familia y amigos? No busques más: San Jacobos, un delicioso plato español que seguro que triunfa. Esta receta clásica lleva pechuga de pollo, jamón, queso y otros ingredientes deliciosos que la convierten en el plato perfecto para cualquier ocasión.

Itinerario para elaborar los San Jacobos.

Un San Jacobo es un un paquete de queso que lo envuelve jamón cocido. Entonces, lo que haremos será cerciorarnos de que el queso esté bien protegido para que el queso no se fugue a la hora de freírlo, por eso debemos aprovechar bien el tamaño de los ingredientes y para eso, debemos cortar tanto las lonchas del jamón como del queso por la mitad. Así solucionamos dos cosas:

  • Que el queso no se pierda en la fritura y se mantenga donde se tiene que mantener, dentro del jamón.
  • Aprovechar los ingredientes para optimizar la cantidad de unidades, o cantidad de San Jacobos.

Para envolver bien el queso, y montar el San Jacobo lo envolveremos en cruz, una horizontal, y otra en vertical.
Por lo que la forma mas sencilla hacer una primera envoltura, girar el paquete, y realizar la segunda envoltura.

Como el jamón está pintado con huevo, sirve de pegamento entre las dos capas de jamón, eso no exime que haya que manipular el paquete con delicadeza.

Además, es recomendable, pasar el San Jacobo una vez empanado una segunda vez por pan rayado.

Ingredientes:

  • Jamón cocido.
  • Queso Arzúa-Ulloa.
  • Harina.
  • Huevos.
  • Pan Rallado.
  • Aceite para freír (Grasa).
  • Sal y pimienta al gusto.

Elaboración:

  • Cortamos el queso en rodajas.
    • Cortamos las rodajas de queso por la mitad.
  • Batir un huevo.
  • Cortamos el jamón en lonchas.
    • Pintar con huevo las lonchas de jamón.
  • Cortamos las lonchas de jamón por la mitad, en transversal, horizontal.
  • Montar el queso sobre una de las mitades de jamón y envolver.
  • Volver a envolver el paquete, ahora en otra dirección.
  • Enharinar.
  • Pasar por huevo.
  • Empanar.
  • Pasar otra vuelta por pan rayado (Opcional).

Reposar los San Jacobos una vez empanadas 1 hora o 2 para asentar el empanado.

Montar San Jacobo


  • Preparar las superficie donde saquemos los San Jacobos empanados para absorber el exceso de grasa con papel de cocina.
  • Calentar el aceite a 200º.
  • Freír hasta que dore.
  • Retirar sobre el plato con papel de cocina.

Conoce las aplicaciones alternativas de la salsa pesto.

¿Estás cansado de la misma salsa de espaguetis y buscas una deliciosa alternativa italiana? La salsa pesto es un sabroso y versátil condimento que se puede utilizar para pasta, verduras, carnes y mucho más. Esta receta es la forma perfecta de alegrar tus comidas y añadir un sabor sabroso que a todos les gustará. En este artículo, repasaremos los ingredientes que necesitarás, lo que puedes hacer con este aderezo y los sabores únicos que ofrece esta receta.

Itinerario para elaborar salsa pesto.

La salsa pesto es de esas salsas que maridan y complementan cualquier elaboración salada con múltiples usos y aplicaciones. Las más alternativas sirven para aromatizar un guiso de legumbres, incluso de pescado o marisco, añadiéndose durante el calor residual o pintar una pieza de carne para un posterior asado.
O las clásicas aplicaciones desde una pasta al pesto, untar para un sándwich o añadir como aderezo para una ensalada.

Un pesto es una salsa sencilla, compuesta principalmente por albahaca y aceite de oliva que complementamos majando los ingredientes sólidos. Para este paso podemos usar una batidora de mano, pero se debe usar poco. La gracia que tiene la salsa pesto clásica junto con otras salsas, es que tengan una textura granulada, encontrar trozos diminutos de piñón, alguno de parmesano. Sin embargo, si se quiere hacer una espuma de pesto o aplicar el pesto para algo muy concreto no es necesario mantener esa textura característica granulada de las salsa pesto.

Ingredientes

  • Albahaca.
  • Ajo.
  • Aceite de oliva.
  • Parmesano (queso curado seco).
  • Piñones (frutos secos).
  • Sal y pimienta.

Elaboración.

  • Mise en place de los ingredientes.
  • Deshojar y partir con las manos la albahaca (Trabajareis más cómodos).
  • Quitar el germen al ajo.
  • Rayar el queso.
  • Juntar todo los ingredientes en un mortero.
  • Majar los ingredientes.
  • Corregir textura con aceite de oliva.
  • Salpimentar.
  • Conservar en frío
Salsa pesto indicando la textura perfecta.
Sabores únicos de la salsa pesto.

El pesto no debe ser pesado por lo que no se debe abusar del aceite, aunque deba tener una característica densidad. Para corregirse, una forma muy indicada es añadiendo rayadura de limón, que aportará sabor ácido natural que en contraste con la densidad de la grasa del aceite de oliva, perfila de mejor forma la exactitud de la salsa pesto.
Otra característica esencial de la salsa pesto es partir las hojas con las manos. Ya sean secas o frescas, cuando trabajamos con especias herbáceas como lo es la albahaca, los aromas de la hoja se liberan de una forma más amplia que si utilizamos un cuchillo por lo que potenciará el sabor de la especia, sufra un tratamiento térmico o no.

Arroz y semillas

Los arroces y semillas son de los alimentos más versátiles y nutritivos que se pueden encontrar en cualquier gastronomía. El arroz, por ejemplo es una gran fuente de proteínas, hierro, vitaminas B y otros nutrientes esenciales, mientras que los cereales pueden proporcionar tanto fibras solubles como insolubles que ayudan a mantener la salud digestiva y la regularidad.

Arroces

Foto de diferentes arroces puerta principal de la categoría arroces de Elegante Cocinillas
Fotos de cereales conformando el mapamundi. Imagen principal de la categoria semillas de Elegante y Semillas

Semillas

El arroz como las semillas también se pueden personalizar fácilmente para adaptarse a cualquier tipo de dieta: desde bajas en carbohidratos hasta sin gluten. También son una excelente manera de saciar el hambre y proporcionar suficiente energía para el día. Hemos creado esta guía de arroces y semillas con dos objetivos en mente: enseñar a las nuevas personas cómo cocinar el arroz correctamente y rescatar viejos hábitos al seguir siempre la misma receta meticulosamente. Con su extraordinario sabor y beneficios para la salud, no es de extrañar por qué el arroz y los cereales son tan populares en las cocinas de todo el mundo.